lunes, junio 19, 2017

Demagogia y  populismo





Demagogia es dar soluciones simples a problemas complejos. La demagogia ha existido siempre, la suelen practicar todos los partidos con intensidad variable. Se puede hacer demagogia sin hacer populismo.

El populismo,  que lleva años afianzado en los gobiernos de América Latina, tan de moda últimamente en España, es un discurso anti elitista en "nombre" del pueblo soberano. La oposición de una entidad soberana y plena de virtudes, que es el pueblo, frente a otra entidad homogénea y corrupta que son la casta, la oligarquía, los ricos...En este paquete puede ir lo que venga en gana. Algunos próceres del populismo dicen que éste es el partido gestado por la indignación. ¿Oportunistas? Los populismos  son parientes más o menos próximos de los totalitarismos del pasado; también les caracteriza el odio hacia el neoliberalismo o su obsesión igualitarista, entre otros aspectos.

Aunque ahora vivamos su primavera, el populismo no está tan extendido como la demagogia. ¿Y por qué ha florecido ahora? Sin duda alguna, por el malestar causado por la crisis tras varios años de crecimiento global ininterrumpido. Los movimientos migratorios también han provocado una especie de ansiedad identitaria que nos ha hecho caer en un egocentrismo o etnocentrismo con sesgos palpables de nacionalismos radicalizados. 

Otro factor fundamental de la tradición populista es la hegemonía cultural, el rol de los intelectuales y el uso del lenguaje en la creación de opinión a través de los medios de comunicación.

Por otro lado, la vulnerabilidad que han experimentado los ciudadanos ha sido en parte real, qué duda cabe, pero también inducida por los agentes populistas. Por eso, aunque ahora estamos saliendo de la crisis económica, según se nos dice, se agrava la crisis política.

¿Quiénes son víctimas propiciatorias de demagogos y populistas? Una gran mayoría. Prefiero no ponerles adjetivos para no faltarles al respeto...

PD. No he leído el libro cuya portada ilustra esta entrada. La he elegido porque, aunque no están todos,  me ahorra citar nombres propios.

29 comentarios:

  1. ¿Obsesion igualitarista? ¿Cual es lo correcto,la obsesión clasista y diferenciadora?
    A partir de ahí, todo lo demás cae por su propio peso ya que siguiendo el primer argumento demagogia también es dar definiciones simples a asuntos complejos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La expresión "obsesión igualitarista" tiene varias acepciones. Todo lo que sea igualar en derechos, obligaciones y oportunidades me parece ideal.

      Abrazos

      Eliminar
  2. Yo no se muy bien que es ser populista y que es ser demagogo, son conceptos elásticos aplicables al gusto del consumidor, así lo que para uno son verdades como templos para otros es demagogia barata, con el populismo pasa parecido.

    Cuando todo el mundo te da la razón, es hora de cambiar de opinión o de estudiarla al menos, porque no son los que te dan la razón los que te hacen crecer, son los que no te la dan los que te hacen pensar y crecer, o eso creo yo, por lo menos...
    Todos necesitamos opuestos, por eso los dictadores que eliminan la oposición se vuelven tan infantiles, tan mediocres y tan imbéciles.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Tienes razón, pera ambos conceptos hay partidarios y detractores. Sus razones o sinrazones tendrán ambos, ¿no?

      En lo que no estoy de acuerdo es con lo que piensas de lo que significa recibir asentimiento generalizado.

      Hay que dar la razón a quien se la merece, sobre todo cuando expresa una idea argumentada y documentada. Llevar la contraria exige el mismo nivel y los hay que se oponen sin fundamento alguno. A eso se le llama ignorancia o estupidez.

      Bienvenida sea la oposición cuando tiene razón de ser, pero elogiar al que se lo merece también es justo y necesario.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. ¿ Que es populismo ? Decir que España va bien y que la crisis termina , cuando solo hace falta darse una vuelta por las calles , los hospitales etc para comprobar que no es cierto.¿ Que es populismo ? Decir que se colabora con la justicia destruyendo ordenadores , presionando a jueces y fiscales .¿ Que es populismo decir que se esta luchando contra la corrupción y tener la casa llena de corruptos . ¿ que es populismo decir que el " rescate bancario " no le costara nada a los ciudadanos y ser todo lo contrario , o quizás el populismo es lo que dice repetitivamente el presidente de Cantabria . NO es POPULISMO es Podemos ! faltaría mas !. Como bien dice Termujin es un concepto elástico aplicable al gusto del consumidor . Cordiales y sinceros saludos LUISANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo la portada del libro , es mas que fácil adivinar " de que pie flojean " los autores del mismo Saludos

      Eliminar
    2. Tienes razón, la imagen que ilustra el texto es parcial y se queda corta. Todo lo que añades no sė si es o no populismo, pero no me cabe la menor duda de que ES CORRUPCIÓN DE LA PEOR ESPECIE. El populismo campa cada vez más a sus anchas por los espacios de unas ideologías y sus contrarias.

      Gracias por tus acertadas matizaciones e interrogantes.

      Saludos cordiales

      Eliminar
  4. Como siempre. La única solución: la conciencia alerta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin esa condición a cualquiera "se la pueden dar con queso"

      Eliminar
  5. Anónimo1:44 p. m.

    PODEMOS VETA A ALGUNOS MEDIOS:

    Contra la libertad
    http://elpais.com/elpais/2017/06/19/opinion/1497893354_583113.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vetar a los medios, además de torpeza, es ponerse en evidencia. Luego darán lecciones de libertad y democracia...

      Eliminar
  6. Otro día hablamos del populismo y la demagogia, ¿Hay mayor ejemplo de tal que el que se está dando en Cataluña?

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil encontrar un ejemplo tan sumamente populista. Con la República de Cataluña se "atarán a los perros con longanizas", CATALUÑA será como Suiza, tendrá un nivel comparable a los países nórdicos, subirán las pensiones....

      Otro abrazo grande y fuerte

      Eliminar
  7. Creo que no aciertas con la foto. Los autores son dos jóvenes economistas de moda, ultraliberales, y que dan recetas simplistas (¿populistas?) para reconocer la realidad sudamericana. La foto es bien sesgada y expone perfectamente de qué lado ven la realidad. El prólogo de R. Braun y la recomendación de Vargas Llosa ponen la guinda a semejante desatino.
    La derecha siempre ha utilizado los encasillamientos simplistas para desacreditar el argumentario político de sus rivales. Lo que Lacoff llama el marco referencial. Lo que puedan decir en nuestro país los líderes de Podemos, por ejemplo, no se rebate con argumentos sino que se les llama populistas y así quedan, según ellos y su electorado, desacreditados.
    Y en mi opinión, y sin ser simpatizante ni votante de Podemos, en nuestro país hay un partido - que se autodefine como serio y responsable - que es mucho más populista y más demagogo. Fin de la cita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aunque en la postdata ya advierto que no están todos. Veo que tú sí comentas aspectos del libro con conocimiento de causa.

      El Populismo surge, imagino, por culpa del descrédito de los partidos convencionales y de sus líderes. La crisis económica y laboral también debe de estar en sus raíces...

      Supongo que te refieres al PP. También habría que añadir a los líderes del proceso soberanista catalán que ofrecen la panacea universal si se alcanza la independencia. Fuera de España también está el Sr. Trump, el Brexit británico que tienen mucho de populismo. A lo mejor tienen virtudes que yo no alcanzo a atisbar...

      Yo me encuentro en la tesitura penosa de que a la hora de votar me limito a elegir al que considero menos malo. Ya ves...

      Un abrazo, Rafael

      Eliminar
  8. LUISANTONIO en tu anterior escrito La vida sigue y poder contarlo no es poco del 5 fe junio te dejo OTRO comentario sobre el coche " estrecho " . saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Lo vi y tomé nota. Una vez más, muchas gracias

      Eliminar
  9. Hola. En primer lugar me alegra verte plenamente activo en este espacio, lo que me hace imaginar que en todos los demás también... por lo que me congratulo infinito de que ya estés bien... Espero que tu esposa también...

    No he leído el libro ni lo pienso leer, con ver la portada es fácil intuir el contenido...

    En cuanto a lo que has escrito en el texto estoy con lo dicho por Doctor Krapp, con lo dicho por Temujin y con lo dicho por Rafael... yo tampoco sé qué es ser populista... de verdad, no lo sé... incluso se lo he preguntado a algunos políticos de los que siguen más al ruido que a las nueces y han sido incapaces no ya de definirlo, sino de contestarme...

    ¿Qué es populismo? ¿Hacerse eco de lo que piensa, o necesita, el pueblo y amplificarlo a través de los medios de comunicación? ¿Decir que se va a trabajar desde la política para cambiar unas estructruras de opresión, explotación y acumulación por otras más horizontales y de producción responsable y organización más fraternal? Creo que a veces la inercia del lenguaje que utiliza el poder mediático al servicio de determinadas fuerzas vivas nos conduce a afirmaciones que no han sido suficientemente ponderadas o analizadas cargando en "el debe político" de algunos intenciones o propósitos que no son reales, sino pensamientos y convencimientos que nos han sido inducidos desde la propaganda...

    No estoy de acuerdo con lo que postulas en tu texto, eso no quiere decir que tú seas el equivocado y yo el que esté en lo cierto, no... sólo creo que este tema necesita un análisis profundo, tamizado, donde no se mezclen los conceptos y donde las conductas de cada cual no se establezcan o juzguen en función de un imaginario colectivo inducido por el poder mediático conservador y elitista...

    ¿Decir lo que dice el pueblo es populismo? Entonces ¿decir lo que dicen las élites es elitismo? ¿Qué nos ha traído hasta aquí, el populismo o el elitismo, la horizontalidad de los sistemas o su verticalidad? ¿Lo que les falta a unos, les sobra a otros? ¿Hablamos de los porqué y de los cómos? ¿Entramos en el análisis de los sistemas?

    Decía Malcolm X que "Si no estás prevenido ante los medios de comunicación, te harán amar al opresor y odiar al oprimido"... supongo que cada cual, según su idiosincrasia, aceptará o no esta afirmación... no obstante, antes de decidir por la afirmación o la negación de la misma sería conveniente unos minutos, o más, de reflexión sobre las bases de la "opinión pública" y de la "opinión publicada"...

    Estos temas me tiran de la lengua y preferiría no opinar sobre ellos, pero mi incontinencia verbal me impide cerrar la boca...

    Es curioso que haya políticos "profesionales", que no han cumplido ni una de las promesas electorales que han hecho a lo largo de su actividad política, llamando populistas a quienes no se sabe todavía si cumplirán o no lo que dicen... si bien algunos ejemplos hay para poder objetivar un poquito al respecto...

    No creo que la demagogia sea dar soluciones sencillas a problemas complejos, pues tal cosa debe llamarse inteligencia eficaz y eficiente y economía del esfuerzo... por lo demás, como dijo no sé quién, "las ideas más sencillas sólo están al alcance de mentes complicadas"...

    Los totalitarismos no funcionaban con el argumentario que ahora se tacha de populista... no voy a entrar ahí... también a esos totalitarismos se les ha dado otros nombres que no se corresponden con la esencia de los mismos... pero el poder condiciona las conductas y los pensamientos con el molde de la educación reglada y de la propaganda mediática... los homogeniza y las piezas que salen de esa cadena de montaje han de hacer y decir según programación y a las piezas que "salen defectuosas" y se les ocurre pensar por sí mismos... se les aplica las medidas coercitivas de reparación forzada y forzosa y, si no pasan por el aro del control de calidad impuesto, pues se les desecha a los arrabales del sistema y de la vida instalándoles en la marginación...



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy bastante bien. Mi esposa, sin embargo, sigue hospitalizada y su progreso es muy lento. Gracias por tus gratas palabras.

      Quizás no tengamos claro qué es el populismo, pero no me negarás que es un tema de actualidad que acarrea comentarios y opiniones encontradas. La mía es una más. Sin pretensiones...

      Me parece muy bien tu desacuerdo con el texto. Es un tema de debate y si provoca respuestas como las tuyas, reflexivas, profundas e inteligentes, ya ha valido la pena plantearlo aunque peque de insuficiencia.

      Me encanta tu incontinencia verbal. Que no cese...

      Si los populistas no argumentan cómo van a resolver los problemas que tenemos, yo tampoco me los creo. Tampoco me creo, aunque lo manifiesten demagogos y populistas, que los problemas complejos tienen soluciones sencillas. Quizás, en el fondo, todo sea cuestión de tener fe o no. Los independentistas catalanes la tienen a raudales...

      Eliminar
  10. ... sigo porque no me dejaba publicar todo...

    Tal vez sería oportuno en estos tiempos que corren, en los que se tiende a creer que lo justo es lo refrendado por la Ley y lo injusto lo que se opone, filosóficamente, a ella, y dejando el concepto "ad hoc" a un lado, echar un vistazo al diálogo entre Sócrates y Trasímaco en el Libro I de La República de Platón y reflexionar sobre cómo nos programan, en el mejor de los casos, o nos imponen, en el peor, nuestras covicciones y comportamientos...

    No sé... estoy en el convencimiento de que la única manera de aproximarnos a la verdad no es el apredizaje sino el "desaprendizaje"... esta sociedad necesita un reseteo urgente o se va al carajo...

    Y para finalizar, te diré que, como respuesta a la pregunta que haces en el último párrafo de tu texto, primero definamos ponderadamente qué es populismo y demagógia y vemos quiénes son realmente los demagogos y populistas y quiénes son realmente sus víctimas...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo refrendado por la ley en un estado de derecho me merece mucho más respeto que el "derecho a decidir" de quien le venga en gana y lo que le venga en gana. Con eso no bendigo la ley. La respeto sin ignorar que es mejorable en muchos aspectos.

      Cuando me digas como se desaprende para aprender mejor, me apunto. A mí no se me ocurre cómo se resetea...

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Estimado amigo, tal vez cuestionar los resultados sea el mejor camino para analizar sus causas... tal vez hurgar tras el velo de las normas y creencias sociales, y ver a quiénes benefician y a quiénes perjudican, sea la mejor forma de comprender la esencia de los pilares sobre los que se asienta esta sociedad... y quiénes son los constructores de la "realidad" y sus encantamientos...

      Se desaprende cuestionando los dogmas que nos rigen y analizando el meollo de lo que encierran... tal vez en mí habite un sentimiento trágico de la vida... y tomando por prestado lo dicho por Unamuno en su libro yo también crea que "La vida es tragedia, y la tragedia es perpetua lucha, sin victoria ni esperanza de ella; es contradicción." y más aún, que igualmente con palabras suyas yo diga que "Por lo que a mí hace, jamás me entregaré de buen grado, y otorgándole mi confianza, a conductor alguno de pueblos que no éste penetrado de que, al conducir un pueblo, conduce hombres, hombres de carne y hueso, hombres que nacen, sufren, y aunque no quieran morir, mueren; hombres que son en sí mismos, no sólo medios; hombres que han de ser lo que son y no otros; hombres, en fin, que buscan eso que llamamos felicidad". Pero no es fácil descubrir o siquiera intuir la naturaleza e intenciones de los que se ofrecen a conducirnos, por ello, más que calificar, debemos analizar; más que creer debemos buscar; más que abdicar, debemos ser y estar conscientes de la naturaleza y procedencia de las causas y de los efectos que conforman la realidad en la que nos integramos...

      El reseteo no es de fuera a dentro, sino viceversa...

      Perdón por mi rollo, pero el último párrafo de tu respuesta me ha impelido a poner esto aquí...

      Abrazo

      Eliminar
    3. Soy enemigo de los dogmas y de quienes los imparten. En ese aspecto sí que puedo desaprender...

      Sabia cita, la de Unamuno. Me la apunto.

      Analizar, buscar, ser, estar, pensar... Esas son la piedras que deben pavimentar nuestro devenir por este mundo. Gracias por recordarlas y darles la relevancia que merecen.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. No sé lo que es populismo ni demagogia, me interesan más las necesidades concretas del día a día, cuantificables y claramente definidas. Usar "esos palabros" es como hablar de lo etéreo, vamos, que va muy bien para despistar al personal y mientras nos aclaramos nos la siguen jugando.

    Un abrazo, Luis Antonio, espero que todo vaya mejorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres una mujer práctica, Angie. No sé quiénes van a centrarse en lo que procede: necesidades concretas del día a día, aunque muchos alardean de saberlo, pero no veo cómo lo van a aplicar.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  12. (Axel Kaiser Barents-Von Hohenhagen (Chile 1981)
    “Los derechos sociales son un mito, no existen, un derecho social es un derecho a la plata de otro.”
    “la educación no es un derecho”: “Falta coraje para defender estas ideas”

    ------------------------------------------------------------------------------
    (Gloria Álvarez Cross (Ciudad de Guatemala, 1985)
    “Las feministas nos dicen que necesitamos más mujeres en política. Yo digo que depende, que no es lo mismo Thatcher que Kirchner.”
    "El primero de los pijiprogres es Karl Marx, cuyo padre era un burgués"
    Gloria Álvarez: Responde al Papa Francisco y sus calumnias
    https://www.youtube.com/watch?v=KLGEjoBZOYs

    Éstas son algunas de las perlas de los dos personajes del libro.
    Viene al pelo aquello de: “Dios los cria … “


    PD. Puestos a mencionar libros, no está mal echarle un vistazo a “Sin Palabras” de Mark Thompson
    «Pasando magistralmente de Aristóteles y Pericles a Trump y la era de Twitter, Mark Thompson defiende que la retórica política es un arte de la democracia. Este libro escrito con vigor y pasión es un antídoto muy necesario a la era la de manipulación, falta de civismo y medias verdades que corroe la política contemporánea.»
    Michael Sandel, autor de "Justicia"
    Como siempre, un fuerte abrazo deseando que la recuperación de ambos vaya por buen camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que el único que puede opinar del libro eres tú. Los demás no tenemos fundamento alguno para comentar dados los prejuicios que nos provocan los autores. Hablar de un libro ignorándolo no deja de ser una frivolidad...

      Tomo nota del libro de Mark Thompson porque tu recomendación me inspira mucha confianza.

      Muchas gracias, Benjamín, por tus buenos deseos

      Un abrazo

      Eliminar
    2. No ha sido ésa mi intención. Lamento mucho mi torpeza.

      De verdad que lo siento, Luis Antonio.

      Eliminar
    3. El que lo lamenta soy yo. Lo que quería decir es que si lo has leído estás autorizado para opinar con base. Los demás no podemos prejuzgar su contenido solo por ver la portada..

      Eliminar